SCJN conocerá caso del Río Salado en Oaxaca

02_copia

Oaxaca, México, 23 de febrero 2016.- Ratas, neumáticos, bolsas de basura, perros muertos y desechos industriales, arrastra a su paso el Rio Salado. Trae consigo los desechos de Mitla, Díaz Ordaz, Santa Ana del Valle y otros pueblos de los Valles Centrales de Oaxaca. También los desechos de Ciudad Administrativa. El hedor a cien metros o menos es insoportable.

No siempre fue así. Hace algunos años, el Rio Salado era un hermoso río. No hace mucho, veinte años tal vez, era sinónimo de verdor. Variadas especies de aves y peces podían verse en las márgenes fluviales. Ahora se ha convertido en un espumoso y pestilente vertedero de desechos.

Atoyac-660x330

La historia del Rio Salado —uno de los dos ríos que circundan la Ciudad de Oaxaca—  es la historia de los ríos que bordean las ciudades: son los conductos por los que los conglomerados humanos tiran sus desechos sin tratamiento a la naturaleza.

La inacción de las autoridades es terrible: en la Profepa sólo existen tres expedientes con denuncias por contaminación a las que no se les dio seguimiento. La Conagua aún cuando reconoció la contaminación informó que ha realizado algunas pobres acciones en el papel que no se traducen en resultados concretos. Las autoridades municipales y del Poder Ejecutivo negaron tener algo que ver en el tema y aventaron el asunto a Conagua.

Pero Litigio Estratégico Indígena A. C. (LEI A. C.) no estuvo de acuerdo con la contaminación del Río Salado. Aprovechando las nuevas posibilidades que la Nueva Ley de Amparo de 2013, otorga para judicializar derechos económicos y sociales, Carlos Morales Sánchez, abogado fundador de de LEI A. C.,  con Cecilia Ruíz, una estudiante indígena de la UABJO promovieron un amparo argumentando que la contaminación del río (por acción o inacción de las autoridades) viola los derechos humanos a la salud, a la justicia ambiental y al medio ambiente adecuado para el desarrollo y bienestar.

El juez federal en Oaxaca, en primera instancia negó la protección federal en el Juicio de amparo 1798/2014. Ante la negativa, Litigio Estratégico Indígena A.C. recurrió tal determinación.

Después de muchos esfuerzos, el recurso de revisión del juicio de amparo fue atraído por la Suprema Corte de México (solicitud de atracción número 425/2015 de la Segunda Sala)

Ahora, la pelota está en la cancha de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) . El tribunal de la República mexicana deberá decidir ahora si el juicio de amparo puede ser el medio idóneo para salvar a un río,  si una decisión judicial puede revertir el deterioro ecológico, si el juicio de amparo puede ser un verdadero instrumento de defensa en materia ambiental.

El máximo Tribunal del país tendrá que resolver si el Río Salado seguirá siendo el canal de desagüe de la ciudad de Oaxaca o si puede tener  otro destino. El rescate es necesario: no es sólo por los oaxaqueños, es por los hijos de los oaxaqueños, por las generaciones venideras, a las que debemos propiciar un futuro mejor.

A_4-620x350

Publicado originalmente en http://litigioestrategicoindigena.blogspot.mx/2016/02/suprema-corte-atrae-el-caso-del-rescate.html pero fue editado y adaptado para su publicación en este espacio.

 

 

Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s